You are using an outdated browser. Please upgrade your browser to improve your experience.

SUSCRÍBETE A NUESTRO
NEWSLETTER
None

Supreme – la autoclave de circuito cerrado que consume menos de 100 ml/ciclo

Una tecnología que aumenta la productividad y minimiza los consumos de agua no debe pasar desapercibida.


Cuando se piensa en cómo mejorar la productividad y reducir los gastos de un consultorio odontológico, generalmente no se dedica mucha atención al área de la esterilización. Sin embargo, el uso de los dispositivos de esterilización y sus relativos consumos (electricidad, agua, desinfección), así como el almacenaje de los materiales y los productos, ocupa una parte importante del presupuesto anual.

Las autoclaves son equipos esenciales que consumen una cantidad de agua considerable en cada ciclo de esterilización, por no hablar de la necesidad de tener siempre a disposición bidones de agua destilada. Reducir el desperdicio de agua es un deber tanto a nivel social como económico. ¿Y si consiguiéramos acelerar también el flujo de trabajo para recuperar las horas que emplea el personal en la gestión del proceso? Por suerte, la tecnología trabaja en este sentido y con Supreme hoy es posible.

Menos de 5 litros de agua para 50 ciclos de esterilización
Nuestra gama de autoclaves implementa soluciones únicas e innovadoras. La nueva línea de autoclaves odontológicas ha sido diseñada para permitir el uso de agua del grifo. Modelo de alta gama, Supreme es la primera autoclave de circuito cerrado que no necesita agua destilada, gracias a la presencia de un desmineralizador interno. Además, posee un filtro de reciclaje que destila y purifica el agua utilizada para hacerla reutilizable. 
Con tan solo 4,5 litros de agua de la red, utilizados para la recarga del depósito interno, Supreme garantiza 50 ciclos de esterilización anulando completamente los desperdicios de agua y eliminando cualquier problema de compra y almacenaje de agua destilada. 

Además de ser una solución altamente ecológica, nuestra propuesta ha sido pensada para racionalizar los espacios del consultorio odontológico mejorando su confort de uso, dado que se libera el espacio ocupado por los bidones, y con un ahorro significativo debido a la reducción de los costes del agua.

Se trata de una tecnología de vanguardia que ofrece al personal la posibilidad de interaccionar a través de un display táctil 7”, que hace que el uso de los mandos resulte muy simple e intuitivo. El wifi integrado permite gestionar los informes de cada ciclo de esterilización y archivarlos automáticamente en la nube o descargarlos en una llave USB.

¿Quieres disminuir drásticamente los consumos, reducir los desperdicios y acelerar los procedimientos? La respuesta es Supreme.

Mira el video